¿Se puede?


Sí. Todo el mundo ODIA que le digan qué se puede y qué no se puede hacer.

Vale, yo también odio tener que escuchar conversaciones que no me interesan, vestirme para salir a la calle (con lo cómodos que son los pijamas), o la ley de la gravedad.

Afortunadamente, uno puede intentar un salto mortal y escribir una secuencia en donde se haga uso de varios recursos catalogados como “peligrosos”.

Con dos condiciones:

1. Debe ser NECESARIO para la historia.

2. Hay que hacerlo sin SACAR al espectador de la historia.

El guión de “Adaptation”, de Charlie Kaufman, es un buen ejemplo de cómo conseguirlo.

Lean la siguiente escena y observen cómo rompe la cuarta pared, emplea la voz en off, mezclando los pensamientos de Susan con los de Kaufman, a modo de subtexto; y encima, hace uso de un recurso literario (no visual) como es la anáfora.

adaptation1

adaptation2

Así, SÍ.

La escena, a partir del minuto 1:28, aquí:

Por cierto,

No lean mi blog, lean el blog “Confesiones de un guionista novel

Publicado en Varios | Deja un comentario

5 de noviembre: John Whedon

John Ogden Whedon: 5 noviembre 1905 – 21 noviembre 1991

No, no se equivoquen, me refiero al abuelo de Joss Whedon.

Vale. Es fácil confundirse, ya que los Whedon parecen ser una familia inmersa en el mundo del guión: Tom, “Joss”, Jed y Zack [1]

John trabajó principalmente para la televisión y en concreto escribió guiones para tres exitosas series (en su momento): The Donna Reed ShowThe Andy Griffith Show y The Dick Van Dyke Show. [1]

También escribió guiones para la radio, y así, por ejemplo, insufló nuevos aires al serial cómico The Great Gildersleeve, un “spin-off” de un personaje procedente de Wistful Vista of Fibber McGee and Molly.

Para aportar una mayor continuidad a la serie, John ideó una trama que se desarrollaba a través de varios capítulos, en lugar de resolverlo todo en los 30 min. de emisión como era habitual. [2]

En [3] pueden leer uno de los guiones escritos por John para esta serie.

Entre sus guiones para el cine se encuentra The Island at the Top of the World, dirigida por Robert Stevenson y música de Maurice Jarre, adaptación de la novela de Ian Cameron: The Lost Ones. [1]

Aunque las “sitcom” para las que trabajó fueron bastante nominadas y premiadas, John tan sólo fue nominado (junto con George Roy Hill) para los “Primetime Emmy Awards”, en la categoría de “Best Teleplay Writing” por el guión del episodio “A Night to Remember” pertenenciente a la serie “Kraft Theatre”. [1] [4]

La trama de “A Night to Remember” se basa en el “best-seller” sobre el hundimiento del Titanic escrito por Walter Lord.

Para esta ocasión, la NBC tiró la casa por la ventana y gastó casi tres veces más el presupuesto medio de un episodio de “Kraft Theatre”, con grandes decorados y numerosos extras, así como una intensa campaña publicitaria. (Qué raro, todo esto me recuerda algo…)

REFERENCIAS

[1] IMDb. John Whedon.

[2] “The Great Gildersleeve ” Old Time Radio Show. Plot Arcs.

[3] The Great Gildersleeve. NBC Sunday, December 19, 1943. Script.

[4] Bowie, S. “The Classic TV History Blog”. Another Night to Remember.

Publicado en Varios | Deja un comentario

29 de octubre: Nigel Kneale

Nigel Kneale (1960)

Nigel Kneale: 18 abril 1922 – 29 octubre 2006

Conocido principalmente por la serie de televisión “The Quatermass Experiment” y sus secuelas posteriores (en uno de cuyos episodios, por cierto, hace un cameo). [3]

Otras obras importantes fueron “The Year of the Sex Olympics” y la adaptación de la orwelliana “Nineteen Eighty-Four”.

En su momento, esta última serie (1984) provocó cierta controversia y repudio por parte del público y algunos medios. [11, p. 275]

Más cercanos en el tiempo, y como anécdota curiosa, John Carpenter pidió a Kneale que escribiese el guión de “Hallowen III”. Sin embargo, tras las sucesivas revisiones, y al no estar de acuerdo con el resultado final, Kneale pidió ser excluido de los títulos de crédito.

Si alguno de ustedes tiene interés, en eBay está disponible su guión “The Creature”. [8]

The Creature (script)

Para terminar, les aconsejo que (si tienen la posibilidad de conseguirlo) vean el documental “Time Shift – The Kneale Tapes”.

En YouTube pueden consultar unos minutos de dicho documental, en el que el propio Kneale comenta su obra “1984”.

REFERENCIAS

[1] Murray, A. (2005). “Into the unknown: the fantastic life of Nigel Kneale”. Critical Vision.

[2] Roberts, S., Ayres, M. (2005) “The Doctor Who Restoration Team Website”. Quatermass.

[3] BBC – Cult. Classic TV: The Quartermass Experiment.

[4] Wikipedia (ES). Nigel Kneale.

[5] ScreenOnline. People. Kneale, Nigel.

[6] Friday Night Boys: Nigel Kneale.

[7] Cinema Britain: British Film Industry in the 1950s and 1960s: An interview with Nigel Kneale.

[8]  eBay: Nigel Kneale – The Creature – BBCtv Script.

[9] Internet Arhive: BBC TV – George Orwell’s 1984 (1954).

[10] Internet Archive: Quatermass and the Pit – Episode One (1958).

[11] Rodden, J. (2002). “George Orwell: The Politics of Literary Reputation”. Transaction Publishers.

Publicado en Varios | Deja un comentario

22 de octubre: William Hanley

WIlliam Hanley

William Hanley

William Hanley: 22 octubre 1931 – 25 mayo 2012 [1]

Dramaturgo, novelista, guionista.

Hanley empezó su carrera como dramaturgo teatral. Su primera obra producida, “Whisper into My Good Ear”, tuvo una crítica elogiosa por parte de Howard Taubman, por entonces crítico del NYT.

Sus éxitos teatrales atrajeron la atención de las productoras de televisión, y así, por ejemplo, la NBC pagó 112.500 dólares –la mayor cantidad pagada por una cadena de TV a un autor, en aquella época– por su obra “Flesh and Blood”. [4]

Desarrolló su carrera como guionista, principalmente en el ámbito de las series de televisión, donde obtuvo múltiples nominaciones  a los Primetime Emmy Awards. Los ganó en dos ocasiones, por las obras “Something About Amelia” (1984) y “The Kennedys of Massachusetts” (1988). [3]

Entre sus guiones más conocidos se encuentran “The Gypsy Moths” (1969) , dirigido por Frankenheimer y protagonizado por Burt Lancaster, Deborah Kerr y Gene Hackman [2] y la ya citada “Something About Amelia” (1984), de la directora Randa Haines, con Ted Danson, Glenn Close y Roxanne Zal en los papeles protagonistas [5].

Something About Amelia

Hay que destacar que “Something About Amelia”, tuvo un cierto impacto mediático, ya que aborda el tema del incesto.

Como curiosidad,  Hanley escribió la primera versión del guión de “El Graduado”, aunque al director Mike Nichols no le satisfizo en absoluto, según nos cuenta el propio Nichols en esta entrevista [7]. Este hecho se recoge también en algunos libros histórico-cinematográficos [8].

Falleció el pasado mes de mayo, a los ochenta años de edad. [4]

P. S. : Si alguno está interesado, en eBay está a la venta su guión “Something for Nothing”. [6]

Something for Nothing. Script.

REFERENCIAS

[1] IMDb. William Hanley

[2] IMDb. The Gypsy Moths.

[3] IMDb. Awards for William Hanley.

[4] “William Hanley, Playwright and TV Writer, Dies at 80”. New York Times.

[5] IMDb. Something About Amelia.

[6] Something for Nothing. Script by William Hanley. (eBay)

[7] “Mike Nichols on The Graduate”. Time Out New York.

[8] Harris, M. (2008). “Scenes From A Revolution: The Birth of the New Hollywood”. Canongate Books.

Publicado en Varios | Deja un comentario

Al César lo que es del César.



¿Les molesta que sus compañeros o sus jefes les digan cómo tienen que hacer su trabajo?

Bienvenidos a la peña de los “NO HACE FALTA QUE ME LO DIGAS: ¡YA LO SÉ!”.

A lo que voy.

Los actores YA SABEN cómo hacer su trabajo. Es su profesión. Han dedicado muchas horas, meses y años de su vida a ello. Así que hagan un esfuerzo y ESCRIBAN solamente la parte del guión que les corresponde como guionistas.

En mi caso, al ser guionista novel en continuo aprendizaje, la sigo cagando.

Pero al menos intento tener siempre presente que no estoy escribiendo una  NOVELA, ni estoy TRANSCRIBIENDO una película que me imagino estar viendo.

Estoy escribiendo un GUIÓN LITERARIO.

Las reglas por las que me guío son simples:

Regla#1. Siempre que sea posible, evitar las acotaciones.

FULANO (enfadado)

¡Te he dicho que cuelgues el teléfono de una puta vez!

Regla#2. Siempre que sea posible, evitar indicar los gestos o expresiones que debe realizar el actor para expresar el estado de ánimo del personaje.

MÉDICO

Lo siento, su hijo ha muerto.

ADELA, la madre, se lleva las manos a la cara, en un gesto de dolor, mientras hipa y sorbe mucosidades. JAVIER, el padre, la abraza con fuerza a la vez que gime y se lamenta con un sinfín de noes: “NO, NO, NO…”

Son dos reglas muy sencillas, que además sirven para mejorar la escritura de diálogos y la definición de los personajes. También, el número de hojas de las que constará el guión se verá reducido considerablemente.

Ya hemos visto los MALOS ejemplos. Lo que NO HAY QUE HACER.

Para los buenos ejemplos, vamos a echar mano de guiones de calidad.

Aquí tienen la escena de presentación de Jack Lipnkick, el egocéntrico productor de la película de los Coen: “Barton Fink”.

Estúdienla con atención y se darán cuenta de que solamente se describen los gestos y actitudes que de verdad tienen interés y son necesarios para mostrar el carácter del personaje.

¿Ven escrito por algún lado “impetuoso”, “con brío”, “habla con rapidez”, “no presta atención a Barton”, “vozarrón”, “pagado de sí mismo”, “vanidoso”, “sin interrupción”, “falso”, “hipócrita”, etc.?

No, ¿verdad?

Pues ya lo ven. No es tan difícil.

Bueno, la verdad es que SÍ lo es.

Pero, bueno, lo mejor es que no me hagan mucho caso, salvo en el siguiente consejo:

No lean mi blog, lean el blog “Javijáureguitv

Publicado en Varios | Deja un comentario

De la página en blanco al primer borrador.

ESCENA: TUTOR + PROTA. Proyecto: niña bonita del Departamento. Ídem a otro.

El texto anterior es una tarjeta de un hipotético guión.

Cuando leo la tarjeta recuerdo que la escena consiste en que el PROTA, un universitario que está realizando su proyecto fin de carrera, decide tener una charla con su tutor.

Más detalles.

La razón de la charla es que el PROTA está agotado de tanto trabajar en el proyecto. Un proyecto que necesita para obtener el título, pero que a su vez es un trabajo real para una empresa. Básicamente: la empresa contrata al TUTOR para que realice un trabajo. El TUTOR convierte dicho trabajo en un proyecto fin de carrera. Algún estudiante brillante (y primo) realizará dicho proyecto. El TUTOR cobrará el trabajo sin haber currado en exceso.

Abrimos CELTX y escribimos.

INT. DESPACHO – DÍA

El PROTA llama a la puerta. El TUTOR abre.

PROTA: ¿Tienes un minuto?

TUTOR: Sí, claro.

PROTA: Es que creo que trabajo mucho.

TUTOR: Nadie dijo que fuera fácil.

PROTA: ¿No podríamos restringirlo un poco?

TUTOR: ¿Restringirlo? Pero si tu proyecto es el proyecto estrella del departamento. Tú eres capaz de eso y mucho más.

El PROTA se va sin haber logrado nada. Luego pasa por el laboratorio y ve como su TUTOR le está diciendo a otro estudiante: “¡Enhorabuena! Tu proyecto es el proyecto estrella de este departamento.”

Bueno. Es un comienzo. Lamentable, pero mejor que NADA.

Otra vuelta.

Lo importante es que esta vez YA HAY ALGO ESCRITO. Y además, hemos CONCRETADO algunos elementos: el tono del diálogo y la localización. También, hemos dado con una buena idea: al oír la frase que el TUTOR  dedica a otro estudiante, el PROTA cae en la cuenta de que se están aprovechando de él. Esta última frase es PERFECTA para terminar la secuencia.

INT. DESPACHO DE SÁNCHEZ – DÍA

Sánchez está viendo videos de gatos en su ordenador. GOLPES en la puerta, que se abre a los pocos instantes.

ROBERTO: ¿Estás ocupado?

SÁNCHEZ: (bloquea la pantalla del ordenador) No, no. Adelante, pasa.

ROBERTO: Quería comentarte algunas cosillas del proyecto. Nada técnico. Sólo para tratar de aclararme.

SÁNCHEZ: Tú diras.

ROBERTO: El asunto es… No sé… Creo que no me veo con fuerzas para abarcar todo el proyecto. O probablemente no soy capaz…

SÁNCHEZ: Todos pasáis por esta fase. Ten fe. Ya verás cómo poco a poco ves la luz.

ROBERTO: Lo sé. Me lo he dicho muchas veces… Pero sigo viendo que no llego. ¿No podríamos restringirlo?

SÁNCHEZ: Si de veras crees que no llegas… Yo no te lo aconsejo. No debería decírtelo, pero tu proyecto es el proyecto estrella del departamento.

La cara de Roberto muestra sorpresa y alegría contenida.

SÁNCHEZ: Y en confianza: tú eres capaz de esto y mucho más. Te lo digo en serio.

El PROTA se va sin haber logrado nada. Luego pasa por el laboratorio y ve como su TUTOR le está diciendo a otro estudiante: “¡Enhorabuena! Tu proyecto es el proyecto estrella de este departamento.”

Sigue sin ser nada del otro mundo, pero es MEJOR que la primera escritura. En este caso concreto, seguimos si retocar el párrafo final porque algo nos dice que conviene completar y pulir adecuadamente el diálogo como antesala de la frase final del TUTOR al otro estudiante.

Otra vuelta.

Recordemos: el PROTA debe salir del despacho más hinchado que un pavo. La adulación es un arma MUY PODEROSA.

INT. DESPACHO DE SÁNCHEZ – DÍA

Sánchez está consultando una página web de un concesionario de coches de gama alta.

GOLPES en la puerta, que se abre a los pocos instantes.

ROBERTO: ¿Estás ocupado?

SÁNCHEZ: (bloquea la pantalla del ordenador) No, no. Adelante, pasa.

ROBERTO: Quería comentarte algunas inquietudes que me rondan sobre el proyecto. Nada técnico. Sólo para tratar de aclararme.

SÁNCHEZ: Tú diras.

ROBERTO: El asunto es… No sé… No me veo con fuerzas para abarcar todo el proyecto. Seguramente sea problema mío. Creo que no doy la talla…

SÁNCHEZ: Lo sé. Lo sé. Todos pasáis por esta fase. Lo he visto muchas veces. Date tiempo.

ROBERTO: Es que veo que no llego. ¿No podríamos restringirlo?

SÁNCHEZ: Si de veras crees que no llegas… Yo no te lo aconsejo. No debería decírtelo, pero tu proyecto es el proyecto estrella del departamento.

La cara de Roberto muestra sorpresa y alegría contenida.

SÁNCHEZ: En confianza: tú eres capaz de esto y mucho más. Te lo digo en serio.

El PROTA se va sin haber logrado nada. Luego pasa por el laboratorio y ve como su TUTOR le está diciendo a otro estudiante: “¡Enhorabuena! Tu proyecto es el proyecto estrella de este departamento.”

Vamos a por la segunda escena. NO HACE FALTA terminar la primera escena mostrando cómo ROBERTO sale del despacho. Por si no lo saben: queda MUY FEO estar abriendo y cerrando puertas continuamente en un guión.

INT. COMEDOR UNIVERSIDAD – DÍA

Roberto escoge diversos platos de las diferentes vitrinas y los va colocando en su bandeja.

SÁNCHEZ: (O.S.) Enhorabuena, tu proyecto es el proyecto estrella del departamento.

La camisa de Roberto recibe un chorro de mahonesa.

ESTUDIANTE: Tranquilo, no voy a preguntar en qué estabas pensando. ¡Jajaja!

Mientras se limpia con ayuda de unas servilletas, Roberto observa como, varios metros más atrás, Sánchez y otro estudiante conversan en la fila de alimentos.

Todo junto.

INT. DESPACHO DE SÁNCHEZ – DÍA

Sánchez está consultando una página web de un concesionario de coches de gama alta.

GOLPES en la puerta, que se abre a los pocos instantes.

ROBERTO: ¿Estás ocupado?

SÁNCHEZ: (bloquea la pantalla del ordenador) No, no. Adelante, pasa.

ROBERTO: Es sobre el proyecto. Nada técnico. Sólo para tratar de aclararme.

SÁNCHEZ: Tú diras.

ROBERTO: El asunto es… No sé… No me veo con fuerzas para abarcar todo el proyecto.  Creo que no doy la talla.

SÁNCHEZ: Lo sé. Lo sé. Todos pasáis por esta fase. Lo he visto muchas veces. Date tiempo.

ROBERTO: Es que veo que no llego. ¿No podríamos reducirlo un poco?

SÁNCHEZ: Si de veras crees que no llegas… Yo no te lo aconsejo. Voy a decirte algo: tu proyecto es el proyecto estrella del departamento.

La cara de Roberto muestra sorpresa y alegría contenida.

SÁNCHEZ: Tú eres capaz de esto y mucho más. Te lo digo en serio.

INT/EXT. OTRA(S) ESCENA(S)

INT. COMEDOR UNIVERSIDAD – DÍA

Roberto escoge diversos platos de las diferentes vitrinas y los va colocando en su bandeja, al igual que el resto de estudiantes. Se detiene frente a los dispensadores de salsas.

SÁNCHEZ: (O.S.) Enhorabuena, tu proyecto es el proyecto estrella del departamento.

La camisa de Roberto recibe un chorro de mahonesa.

ESTUDIANTE: Tranquilo, no voy a preguntar en qué estabas pensando. ¡Jajaja!

Mientras se limpia con ayuda de unas servilletas, Roberto observa como, varios metros más atrás, Sánchez conversa con otro estudiante en la fila de alimentos.

Etcétera, etcétera, etcétera.

En resumen: no le tengan pánico a la hoja en blanco.

Como siempre, esta vez en inglés, les recomiendo que

No lean mi blog, lean el blog “Cinephilia & Beyond

NOTAS FINALES

1. Habrán observado que ha habido que tomar algunas decisiones a lo largo del proceso. Por ejemplo: en vez de en un laboratorio, la segunda escena se ha desarrollado en un comedor universitario. Me ha parecido menos forzado. O bien, Sánchez no mira gatos en el ordenador, sino coches. Esto está más acorde con el carácter del personaje. También, es conveniente intercalar una o dos escenas para evitar brusquedades. Y así otras muchas decisiones.
2. Los textos de las escenas no se corresponde a ningún guión que haya escrito. Son un ejemplo.
3. Intenten decir “restringirlo” de manera natural.

Publicado en Varios | Deja un comentario

Contradicciones



Seguro que alguna vez les ha ocurrido aquello de estar metidos de lleno en una película y de repente, ¡zas!, una frase o una situación nos chirría y nos saca de la historia.

Al igual que un mal salto de eje rompe la magia visual, también hay que cuidar la continuidad en el guión si no queremos distanciar al espectador de la película.

Así, cada vez que reviso lo que escribo, me pongo en el rol de espectador “ojo avizor”, no en el sentido de quisquilloso, sino buscando todo aquello que puedar romper el hechizo.

Entre los muchos elementos que pueden provocar esta rotura están, por ejemplo, las contradicciones.

No quiero que se me malinterprete. Claro que puede haber contradicciones en la historia, pero el guionista deberá dejar algún indicio del por qué de dicha contradicción.

Un ejemplo: en la serie “Life On Mars” Sam Tyler es completamente opuesto en carácter y métodos a su jefe Gene Hunt. Y así, al principio de la serie, a algún espectador le podría chirriar este hecho y preguntarse por qué Tyler no denuncia a Hunt, o por qué Tyler no deja la comisaría y se pone de inmediato a buscar Hyde.

Para evitar que estas preguntas y otras contradicciones similares saquen a los espectadores de la historia, los guionistas nos muestran la siguiente premisa: Tyler cree que debe seguir con Hunt, porque supone que está con él por algún motivo. Cuando descubra dicho motivo podrá regresar.

Pero aún con esta premisa, la mente del público seguirá con sus cábalas, buscando salidas y escapatorias. Lo cual es positivo, ya que significa que la trama y el personaje han conseguido engancharnos.

¿Qué hacer? ¿Cómo evitar que el espectador encuentre un modo de escapar de la premisa?

Aquí es donde hay que darse cuenta de lo siguiente: NO ES POSIBLE imaginar todas las contradicciones que el público va a ser capaz de encontrar a las premisas que le planteemos.

Por lo que no es posible tratar de cerrar TODOS los posibles huecos.

¿Entonces?

Muy sencillo: abramos más puertas. Y además, seamos menos claros en las premisas.

¿Que al espectador le choca que Tyler sea honesto y Hunt corrupto?

Mostremos entonces que Hunt no sea TAN corrupto.

¿Que al espectador le choca que Tyler no denuncie a Hunt?

Mostremos entonces que al menos Tyler le hace saber que no está de acuerdo con sus métodos. Y mostremos a Tyler con dudas constantes sobre su propio proceder.

En fin, si han visto la serie, seguro que encuentran ejemplos variados.

PERO, y aquí es donde se descubre a un buen guionista, vayamos más lejos, y seamos más sutiles. Ofrezcámosle al espectador la siguiente posibilidad, bastante inquietante: quizás, en el fondo, Tyler tiene el mismo carácter que Hunt, sólo que está preso de su propia hipocresía, atado a un código moral, el cual nunca se cuestionó, ya que en su departamento el trabajo era más limpio y aséptico: estaba más distanciado del mundo criminal. Trabajar con Hunt fuerza a Tyler a dejar de lado su posición blanco-negro. Yendo aún más lejos: Tyler ADMIRA a Hunt.

En resumen: no traten de cerrar las contradicciones buscando solucionar todos los puntos por los que pudiera hacer agua. Los espectadores son infinitos y la mayoría mucho más listos de lo que creemos. Lo mejor es abrir unas cuantas puertas para que el agua FLUYA. ¡Ah! Y no pongan todas las puertas a la vista. Dejen que el público se pasee por la historia y las encuentre por su propio pie.

Por lo demás, no olviden que hay blogs más interesantes que éste, y así, les recomiendo que

No lean mi blog, lean el blog “GUIONISTA ESCONDIDO

Publicado en Varios | 2 comentarios