¿De dónde vienen las ideas?

La respuesta es sencilla: “De todo lo que uno conoce”.

Y uno conoce lo que ha vivido, pero también lo que ha visto o leído.

Y así, la idea de uno de los guiones de largometraje(*) que he escrito tuvo su origen aquí y aquí.

Al ser un completo ignorante en asuntos relacionados con la Psicología, dediqué gran parte de mi tiempo a indagar sobre experimentos realizados por psicólogos.

Esta labor de documentación fue bastante gratificante, e incluso me permití escribir una escena donde se describe uno de los experimentos conductistas más conocidos entre los profesionales de la Psicología: “El Pequeño Albert“.

Todo esto no es más que una excusa para mirarme el ombligo.

En realidad, lo que quería escribir es que hay guionistas que además son psicólogos (o viceversa, quién sabe).

Algunos tienen un blog.

(*) los llamo así por terminología, no porque crea que son buenos guiones. SÉ que no lo son.

“No lean mi blog, lean el blog

Psicología y Cine“.

Anuncios

Acerca de samueldalva

Nebar defiqueit mor danguot iuit
Esta entrada fue publicada en Documentación, Idea, Psicología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s